Marcelo Ortega, periodista

Páginas vistas la semana pasada

lunes, junio 17

EL AVE Y LOS FUNERALES

[Los nuevos trenes rumbo a Alicante despiertan mi ánimo opinador, tanto tiempo después, al fin, por fin. Tengo mis razones. La pluma guardada en el cajón tiene que ver con nuevas tareas añadidas a las viejas, y cierto cansancio del intelecto (o lo que quede de él). Aparte, mi trabajo ahora pasa por ir cada día a los juzgados, cosa que me aleja de otros temas sustanciosos, y es cansado. Me da envidia Luis Bárcenas y otros cuantos, que sólo se presentan en dependencias judiciales cada 15 días. Qué potra.]

La llegada de la Alta Velocidad a Albacete me pilló en primera fila tras el cordón rojo de terciopelo; eran otros tiempos políticos, pero recuerdo los discursos (el Príncipe, el ministro, Barreda) tan parecidos a los que escucho y leo de lo dicho esta mañana en la estación. También en 2010 había protestas en la calle, también entonces la Policía se encargó de mantener a los manifestantes alejados de la comitiva, pero otras cosas han cambiado. Tres años después, por ejemplo, el edificio de la estación acumula locales cerrados y caras de desilusión entre los tenderos. Peor que no haya viajeros, y causa, es que no haya trenes. Desde hace más de 20 años ha habido personas con sentido común denunciando el disparate del AVE, pero la apuesta política de los gobernantes (antes PSOE, ahora PP) ha podido con cualquier llamada al sentido común. Bien mirado, sentido común no les falta a quienes en nombre de la modernidad ponen miles de millones de dinero público en la sombra de gigantes empresariales muy agradecidos -ay, si de verdad hubiera una ley de Transparencia- Con esta filosofía de impulso al ferrocarril, Fomento prepara el cierre de más estaciones; así de psicodélico es el insulto a la razón.
A decir verdad, la ministra del ramo (señora Pastor) quiso tranquilizarnos diciendo que no se cerrarán estaciones, calma, simplemente los trenes no pararán. Y en esas están miles de habitantes de cientos de pueblos, alucinados, viendo por televisión el aplauso a discursos como éste donde se practica la indigencia neuronal más absoluta; o eso, o se están riendo en la cara de tanto pueblerino a los que ya no basta con cerrarles el colegio o el médico; como mucho, les dan a cambio la posibilidad de llenar el subsuelo de basura (fracking, ATC) mientras por encima campan fulanas y crupieres, los empleos del futuro en el plan de Empleo de Eurovegas, que se va al castizo Madrid, pero que tuvo muchas novias. Tanto estudiar para acabar echando cartas a una mesa, o echar otras cosas sobre una cama.
La gran broma de tanto miserable dictando qué tenemos que hacer los ignorantes ciudadanos sigue ganando capítulos. Ahí está otro listo de la patronal que dice que los cuatro días de permiso por muerte de un familiar cercano es un abuso. “Ni que el viaje fuera en diligencia”, razona. Para quitar excusas a trabajadores gandules que se van de funeral con tal de no fichar en el curro qué mejor que inaugurar nuevas líneas de AVE. Podremos ir a Alicante, enterrar a nuestra madre o a nuestro padre, y volver al trabajo en la misma mañana. Si sabemos con tiempo qué día es el entierro, hay suculentas ofertas.
Sugiero que ya que cambian la ley y los tiempos de permiso, la CEOE trabaje también en alargar los permisos penitenciarios. Así Gerardo Díaz Ferrán, otrora patrón de los empresarios ejemplares, podrá dejar la trena por unas horas cada día e iluminarnos con alguna nueva consigna en la tertulia derechona de turno. Cuánta lucidez nos estamos perdiendo.

No hay comentarios: