Marcelo Ortega, periodista

Páginas vistas la semana pasada

lunes, septiembre 17

LA ESTRATEGIA

Leo en Diario de Toledo que Cadena SER ha suprimido de sus tertulias locales a los representantes de Izquierda Unida. Sólo habrá PP y PSOE para debatir a partir de ahora, reseñan, señalando como responsable de la decisión al nuevo director regional de la emisora, un viejo conocido de Albacete. Quien conozca un poco el percal no se puede asustar de la decisión, si es que se confirma que es así. La Cadena SER ha sido el soporte más habitual de la plana socialista para sumar votos que no puedan ir a parar a la derecha. La maniobra de Toledo es una muestra más, pero también dice otras cosas: Dice que en el PSOE empieza a preocupar que las encuestas no les pongan en el camino de la remontada frente a un PP que esquilma bienestar y bolsillo en cada medida que anuncia. Otras opciones política,s entre ellas Izquierda Unida, cosechan más apoyos mes a mes, limando aun más las aspiraciones de revancha que hay en los despachos socialistas.
Quitar a IU del debate, o quitar a organizaciones sociales o civiles más o menos críticas, no es sino la estrategia de presentar a Rubalcaba y García-Page como la única posibilidad de redención patria. Si no quieres PP votya PSOE, solo puedes hacer eso. Estas campañas aparecen de vez en cuando, y los medios de Prisa siempre han sido propensos a ayudar en la causa. Al fin y al cabo, los propietarios de esta marca tienen muy poca simpatía por la llamada izquierda, y solo toleran un partido moderado y conservador, una izquierda cortada a su medida como la que exhibe el PSOE.
En la lucha contra cualquier asomo de triunfo de IU la Cadena SER y otros medios de Prisa tienen episodios gloriosos (aquél partido de Nueva Izquierda, ubi sunt). La lucha contra los utópicos y dogmáticos comunistas contó con el afán y el compromiso personal de reconocidos profesionales como Iñaki Gabilondo.  Ahora otros habrán que sepan dirigir la nave hacia donde tiene que atracar. Las elecciones de 2015 están a la vuelta de la esquina y si el hundimiento socialista se repite ya no habrá excusas para que algunas vacas sagradas no salgan de la casa para siempre. Quizá llegue el día. De momento, hay quien se desvive porque la limpia se pueda evitar.

1 comentario:

Juan García dijo...

Apoyo lo de la limpia pero ya. Demasiados dinosaurios en la política,y lo digo por mentalidad, no por edad, que también.