Marcelo Ortega, periodista

Páginas vistas la semana pasada

jueves, abril 26

LO TIENEN MUY CLARO


Rajoy, un registrador de la Propiedad de Santa Pola, está ya en la Historia. Mariano y sus mariachis pueden colgarse con todos los honores la medalla del expolio, de gestionar el gobierno más radical y reaccionario desde que murió el dictador. No hay sorpresa que valga. Pese a que su campaña electoral fue un engaño, empobrecer lo público y hacer negocio con las almas estaba en la agenda de un gobierno que, en pocos meses, deja a José María Aznar como un presidente amable, centrista, y hasta culto.  La Historia se cambia así, por comparación, y no hay nada que se pueda comparar a este asalto al bienestar y esta política de tierra quemada. Lo del programa oculto es algo que muchos no se creen. Reprochan a este gobierno de iluminados (e iletrados) el pecado de la improvisación, pero no comparto la teoría. Lo tienen muy claro, desde el primer día. Si quieren ejemplos, les dejo algunos recortes de periódicos de cómo se dirige un país: Una anciana de 76 años multada por encadenarse en la puerta de una oficina del banco. Con su edad, ha perdido su casa por haber avalado a su hijo en una hipoteca. Y es que la justicia es independiente, tanto que deja en el Gobierno la capacidad de alterarla. Es otro recorte que les traigo: el Gobierno indulta a dos de los condenados por falsificar la identidad de los militares muertos en el accidente del Yak-42. El indulto, ay, el mismo con el que Rajoy premió a dos cargos de la Generalitat (de CiU, claro) condenados a varios años de cárcel. Desviaron dinero público, pero ahora pagarán multas de 3.600 euros, desde casa, tan a gusto. Cierren la boca de asombro. Así se pagan favores en el chiringuito español, así se compran voluntades. El PP (y PSOE, con indultos muy curiosos en su haber) sigue exhibiendo tolerancia y aplauso ante bandoleros y mangantes. A la bandera española le falta el lema de «a sus pies», frase con la que cada presidente recibe a lo más granado del latrocinio nacional en La Moncloa. Lo creo, lo tienen muy claro. En esta deriva totalitaria solo falta incentivar el culto al líder, pero es cuestión de tiempo: En RTVE están sumándose al cambio por la vía rápida, ese cambio que prometía el Partido Popular en su eslogan de campaña. Al menos en eso no mentían.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buen artículo!, sigue así Roy.