Marcelo Ortega, periodista

Páginas vistas la semana pasada

martes, abril 19

VACACIONES

La Semana Santa llega de nuevo. Un tanto tarde este año, con buen tiempo, algo que celebrarán las agencias de viaje y los hosteleros. Bien por ellos. El sinsentido de fijar este tiempo de descanso según el calendario religioso lo notan mucho más los escolares, que han tenido un segundo trimestre de cuatro meses y medio, y tendrán un tercer trimestre de mes y medio. No hay dios que pueda razonar que eso tenga alguna lógica. En esta España tan laica y tan perseguidora con los religiosos son los obispos los que fijan cuándo acaba el tiempo escolar. Pero no todo van a ser quejas con el almanaque. Tener una Semana Santa tan tardía le vendrá bien a la clase política que presume de cristiana. Quizá las procesiones le devuelvan los buenos preceptos del Evangelio, porque yo diría que a veces se olvidan. Ahí está Alberto Ruiz Gallardón, alcalde de Madrid con seguridad por cuatro años más, que propone cambiar aquello de la caridad cristiana por el moving a los mendigos, que le afean las plazas con sus cartones de vino. Con lo devoto que es este hombre de los santos y lo correcto que parece -muchos que se declaran de izquierdas le votan, o eso dicen- se desquita diciendo que un pobre entrará en el Reino de los Cielos, vale, pero que si la suya vale no les veremos por la plaza de Tirso de Molina, la del 2 de Mayo o la Plaza Mayor. Esos son lugares infernales de Madrid, entiéndase del infierno, que es el lugar donde el bueno de Jesucristo -que tenía pinta de mendigo y okupa- mandaba a los pudientes y a los ricos. ¿En qué pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento se ilustrará este hombre a la hora de legislar? ¿Se ha pasado a la acera de los ateos que desoyen las enseñanzas del buen dios? ¿Le harán la corte sus colegas de partido, para extirpar de las calles el mobiliario pedigüeño y sucio? Rectificar es de sabios, y seguro que caminar de rodillas o fustigarse con el látigo estos días hará al político madrileño volver a la senda de las ideas ilustradas, ésas con la que a él le gusta distinguirse de otros de la plana popular. No hay nada como el recogimiento de un paso semanasantero para recuperar el juicio. Otro con falta de juicio, el presidente del Gobierno, estará hoy en Albacete junto a otros notables de su partido. Hasta el 22 de mayo habrá otras plagas bíblicas, así que danos, Señor, paciencia. Nos hará falta.


Publicado en la Tribuna de Albacete el 16 de abril de 2011
 

No hay comentarios: