Marcelo Ortega, periodista

Páginas vistas la semana pasada

lunes, junio 28

SANTUARIO: Y SI DA TRABAJO ES BUENO

Hay un fenómeno en la comunicación con un nombre que ya avisa de su condición malvada: Manipulación emocional de la razón económica. Sí, suena a chino, y sin embargo ustedes y yo lo sufrimos día sí y día también, porque tiene que ver con cómo nos vende su moto cada cual y cada quien. Significa que algo es bueno en sí mismo cuando da beneficio, dinero, empleo o riqueza. Si algo da de comer, no hay dilema moral que valga. Ya les sonará menos a chino, porque mensajes así se transmiten, por ejemplo, cuando se habla de la energía nuclear, de macrourbanizaciones o de vender misiles. «Generará empleo, luego es bueno». «Si cierran la central nuclear se perderán miles de puestos de trabajo, lo cual es malo». «Si dejamos de exportar a Israel perdemos negocio, y cerramos. Eso es el fin». Hace pocos días esta forma de convencer tan perversa tenía un ejemplo muy ilustrativo a manos de los políticos, algunos de ellos los mejores en el arte de olvidar cualquier aspecto que no sea el económico: Las Cortes de Castilla y León cambian la ley para hacer una estación de esquí dentro de un parque natural. La norma no lo permitía, pero para eso están PP y PSOE, que en este caso han ido juntos, para meter mano y modificar lo que requiera el interés general. «Donde no se podía hacer una estación de esquí, se podrá hacer y quien quiere hacerla podrá presentar el proyecto», señaló uno de los partidarios. Sí, no se sorprendan, el proyecto ya tiene sociedad promotora, y una vez más se enarbola la bandera del empleo y la riqueza para la zona como primera razón de llevarlo a cabo. Si uno rasca a ver quién promueve el negocio se entiende pronto que más que dejar dinero de lo que se trata es de llevárselo. Mi experiencia me dice que los filántropos no abundan en según qué consejos de administración de según qué sociedades, y recomiendo al lector que desconfíe cuando escuche el mensaje manipulado. No tiene que ir muy lejos, ni siquiera a la estación de esquí de Palencia, para encontrarse con mesías del empleo y el desarrollo que derrochan compromiso con sus semejantes. Qué pena que no quede columna, precisamente ahora, que les iba a nombrar unos cuantos.

Publicado en 'La Tribuna de Albacete' el 26/6/2010

1 comentario:

Side Show Bob dijo...

Lo importante es crear riqueza, amigo. Y si no te gusta, vete a Rusia, con tu amigo Jesús.
A este respecto, conozco varias anécdotas que no puedo escribir porque en Springfield me matarían, o peor...me despedirían.