Marcelo Ortega, periodista

Páginas vistas la semana pasada

jueves, junio 11

SANTUARIO: CALAF

Rosa María Calaf, la reportera de TVE con pelo rojo, estuvo en Albacete este pasado jueves para gritar unas cuantas verdades sobre la profesión periodística y su entorno. Lo cierto es que a poco sí la vemos algunos, por aquello de que arrancaba una nueva campaña electoral. Ya ven, los políticos se empeñan en ser noticia, y aunque no lo sean allá andamos nosotros tras ellos, para montar, desmontar y correr a por otra noticia, aunque no pase de ser propaganda política. Contó la reportera de TVE un caso simbólico sobre las servidumbres que nos cuestan la credibilidad y otras virtudes a los periodistas, referente al tsunami en Indonesia: en una de las ciudades devastadas miles de personas estaban alojadas en colegios, hacinadas, esperando poder trasladarse a los primeros campamentos. Al fin pudieron montarse varias grandes tiendas con muchas más garantías de asistencia para los desplazados, de manera que la gente que se resguardaba en un colegio pudo acceder a este lugar. Sin embargo, llegó la visita de Kofi Annan, secretario general de la ONU, con la pega de que el único lugar donde podían aterrizar sus helicópteros era donde se había instalado el campamento de tiendas. Solución: se volvieron a desinstalar las tiendas, y otra vez dos millares de personas a hacinarse en un colegio. Por supuesto, con el señor secretario de la ONU venía una gran comitiva de prensa, que sin embargo no pudo enterarse de la maniobra que se hizo para que ellos llegaran allí. Nadie les contó.El relato es significativo de cómo trabajamos los periodistas. Están los que pueden ver desde abajo cómo se quita la única casa de miles de personas para que aterricen los gobernantes y prensa oficial. Y están quienes aterrizan, pasean y se van, sin ver más allá de lo que les han permitido ver. Un consejo a los lectores: cuando oigan a políticos con cargo hablar de lo importante que es para los ciudadanos y para la democracia tener una prensa libre acuérdense de que su idea de libertad para conseguir la información es ese helicóptero financiado por ellos mismos que aterriza sobre la noticia, permite verla sólo desde un prisma, en pocos minutos, y te devuelve a tu casa recordándote quién te ha pagado el viaje.
Publicado en La Tribuna de Albacete el 23 de mayo de 2009

No hay comentarios: