Marcelo Ortega, periodista

Páginas vistas la semana pasada

martes, mayo 19

SANTUARIO: CULPABLES

Del Debate del estado de nuestra Nación saco en claro lo poco que tienen que ofrecer los dos grandes partidos para salir de la situación que ellos han propiciado con sus políticas, tan parecidas como dos gotas de agua en lo económico. Mi pregunta es si sabían que su manera de hacer crecer la economía, jugándolo todo a la carta del ladrillo, tenía los días contados, o se han creído el cuento que nos han ido contando desde el cambio de década, en el que España se igualaba a otras potencias gracias a ellos, por supuesto. Ahora se cambian a la religión de la tecnología y la innovación, a ver si esa flauta suena y les dura más tiempo. Culpables han sido ambos partidos, por tanto, de defender a capa y espada la estructura que ahora dicen que es insostenible y caduca. Así pues, que el PP acuse al Gobierno Zapatero de ser el culpable de la crisis sólo es un ejercicio de cinismo. Aducir además que el Gobierno Aznar ya nos salvó de la crisis cuando llegó al poder es además una falacia; más bien deberían explicar que el Gobierno Aznar coincidió con la liberalización de todos los servicios, coincidió con las facilidades para que los ladrilleros nos llevaran a donde nos han llevado de la mano de sus amigos banqueros, y coincidió con la mayor provisión de dinero llegado a las arcas públicas desde la amiga Europa. Ahora esas ventajas se acaban: el grifo de Europa va a regar a otros estados, el ladrillo se acabó, y los grandes proyectos urbanizadores sólo han quedado en ruina. La liberalización, doctrina preferida de ambos partidos, es lo único que les queda, aunque se haya demostrado una herramienta de abuso y no de libertad para el consumidor. Si éstas tenemos, nos dolerá la cabeza de pensar qué se le ocurre al Gobierno para cambiar el rumbo. La oposición del PP lleva años dejando claro que no tiene ninguna alternativa, aparte de repetir que todos los males viene de ciertas personas (Zapatero, Solbes) y no de un sistema económico en el que su doctrina derechista ha puesto todos sus esfuerzos, creyéndose a pies juntillas que podemos llenar España de casas, dar trabajo, y conseguir un valioso apoyo para ocupar las administraciones de quienes se vayan enriqueciendo con la jugada. Así está la nación, y PP y PSOE tiene razón en echarse la culpa.
Publicado en La Tribuna de Albacete el 16/5/2009

No hay comentarios: